Al Alma del Olivo

Nosotros

Al Alma del Olivo es una empresa familiar dedicada a la elaboración y comercialización de Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico. Todo el aceite que elaboramos procede de aceitunas propias de nuestra finca “El Torrao”, situada en la localidad de La Guardia, provincia Toledo, que cuenta con una superficie de más de 300 hectáreas.

La finca olivar

La finca

Más de 300 hectáreas con más de 30.000 olivos de tres variedades diferentes

Olivares de distintas variedades, Picual, Hojiblanca y Cornicabra, a un marco tradicional se encuentran situados en la localidad de la Guardia, provincia Toledo, España.

Desde nuestros inicios hemos apostado por una agricultura ecológica, respetuosa con el medio ambiente, evitando el uso de herbicidas, pesticidas y plaguicidas, obteniendo un fruto sano y sin residuos. Por tanto, el olivar esta certificado al igual que la almazara y por tanto el aceite elaborado es ecológico.

Además, dando un paso más hacia la diferenciación, formamos parte del proyecto ‘LIFE FOOD STANDARDS’ de implantación mediación y etiquetación de medidas mejorantes para la Biodiversidad, como puede ser la implantación de colmenas mejora del paisaje y el aumento de polinizadores.

La almazara

Nuestra almazara de última generación nos permite tratar a cada aceituna como si fuera única

Movidos por la inquietud de elaborar nuestro propio aceite de alta calidad nació la idea de la almazara. En el año 2016 se puso en marcha la almazara situada en la misma finca molturando más de medio millón de kilos de aceitunas y obteniendo un aceite que tuvo varios reconocimientos a nivel a nacional. Año tras año, diversos reconocimientos se van sumando lo que garantiza la calidad de nuestros aceites que elaboramos cuidando hasta el más mínimo detalle.

Instalaciones de última generación, que cuentan con patio de almazara, zona de elaboración, envasado y zona de almacenamiento, donde elaboramos nuestro aceite de oliva virgen extra ecológico.

El entorno

La calidad de nuestros aceites es fruto de nuestro entorno natual, en plenos Montes de Toledo

Nuestros olivares están totalmente integrados con la fauna y flora local, contando además con acuíferos propios, riachuelos que desembocan en el rio Algodor; conejos, liebres, avutardas, águilas perdiceras, etc.… conviven en nuestra finca con la tranquilidad de saber que no se usan productos fitosanitarios que puedan alterar el ecosistema que les da cobijo, no en balde nuestros olivares garantizan el futuro de la biodiversidad de la zona que los rodea.